11.10.2021

Stadler y KiwiRail firman un contrato para el suministro de 57 locomotoras

Stadler y KiwiRail han firmado un acuerdo marco a largo plazo para el suministro de locomotoras y un primer pedido de 57 locomotoras diésel de línea por un valor aproximado de 228 millones de euros. Se trata del primer contrato de Stadler en Nueva Zelanda.

KiwiRail y Stadler han firmado un acuerdo marco a largo plazo y un primer contrato para el desarrollo y construcción de 57 locomotoras diésel de línea que se llevara a cabo en la planta de Valencia. KiwiRail es la empresa estatal neozelandesa, responsable de la red nacional de ferrocarriles, que opera los servicios de transporte ferroviario de mercancías en Nueva Zelanda y los servicios de ferry entre las islas. Durante más de 150 años, el ferrocarril de Nueva Zelanda ha conectado a las comunidades y ha transportado mercancías y personas por todo el país.

En virtud de este contrato, Stadler suministrará locomotoras monocasco Co-Co de última generación   adaptadas a los requisitos y esquemas operativos específicos de KiwiRail y equipadas con componentes y subsistemas de eficacia probada en servicio comercial. Las nuevas locomotoras de vía estrecha se utilizarán en operaciones ferroviarias de carga y de pasajeros, principalmente en la Isla Sur, que cuenta con una compleja topografía.

Atendiendo al objetivo de Stadler de proporcionar soluciones sostenibles para el transporte ferroviario, las locomotoras cumplirán con la última normativa europea de emisiones (Stage V). Esto supone no sólo una reducción sustancial de los óxidos de nitrógeno y de las emisiones de partículas, con el consiguiente beneficio para el medio ambiente y la salud pública, sino también una combustión optimizada que reduce el consumo de combustible y las emisiones de CO2.  Con su apuesta por las locomotoras de Stadler Stage V, Kiwi Rail reafirma su claro compromiso de proporcionar un modo de transporte de alta eficiencia energética y bajas emisiones a Nueva Zelanda.

Las locomotoras dispondrán de dos cabinas y caja de gálibo estrecho. Estarán equipadas con un motor diésel que proporcionará una potencia instalada de 3000 kW, permitiendo en muchos casos a KiwiRail operar sus trenes con menos locomotoras que en los servicios actuales.

Las dos cabinas de conducción se diseñarán en estrecha colaboración con KiwiRail y de acuerdo con los últimos estándares europeos, con el objetivo de lograr un entorno de trabajo ergonómico, cómodo y seguro para los maquinistas de la compañía neozelandesa.

El presidente ejecutivo de KiwiRail Group, Greg Miller, ha indicado que las locomotoras representan una nueva era para el ferrocarril en Nueva Zelanda.

“Las 57 locomotoras reemplazarán a nuestra flota de la Isla Sur, que cuentan con un promedio de edad de 47 años. Con su alta calidad, bajo consumo y mayor potencia, las locomotoras de Stadler nos permitirán mejorar la fiabilidad del servicio para sacar más carga de las carreteras de la Isla Sur de Nueva Zelanda y trasladarla al ferrocarril”.

“Las locomotoras de bajas emisiones también son un paso importante en el plan de KiwiRail para ser neutro en emisiones para 2050”.

“Es un placer trabajar con Stadler. Su profesionalidad, la calidad de su compromiso y sus diseños de vanguardia garantizan que nos asociemos con una empresa que ofrecerá un resultado excepcional para KiwiRail y Nueva Zelanda, y que permitirá a nuestra flota de la Isla Sur aprovechar los avances tecnológicos en el futuro. Ya estoy deseando ver las primeras locomotoras nuevas en nuestra costa de Kaikoura en 2024".

Iñigo Parra, presidente de Stadler División España comentó: “Estamos muy orgullosos de haber firmado nuestro primer contrato para Nueva Zelanda y totalmente comprometidos con nuestra colaboración a largo plazo con KiwiRail. Más allá de la entrega de este primer proyecto, nuestra amplia cartera de productos y servicios que incluye vehículos modulares y personalizados, conceptos de tracción sostenible, soluciones digitales y así como servicios posventa expertos a medida, nos brinda la oportunidad de proporcionar mayor valor añadido a KiwiRail y a la movilidad de Nueva Zelanda”.

Schliessen